Translate

Friday, 15 March 2013

El Pozo

La concubina lo rodeaba, sus pequeños, bordados zapatos de seda roja haciendo el único ruido en el patio. Observaba las grietas entre las piedras irregulares que lo constituyeron, sus paredes impenetrables e oscuras. El agua estaba atrapada, atrapada por la construcción humana, atrapada para el uso humano. ¿Qué haría el recinto sin el agua?

El hondo desconocido, tan frio, tan oscuro, la ofrecía una seducción de fuga, de tener un curso libre en la mística profundidad del pozo.

No comments:

Post a Comment